Frases del principito, el zorro y la rosa, las mejores metáforas

Frases del principito, el zorro y la rosa, las mejores metáforas
4 (79.82%) 2914 votes

El principito, un libro lleno de buenos valores, excelentes moralejas y frases que tienen mucha profundidad, ¡muchos han leído ese querido libro! Las frases del principito son muy buenas, y aquí te escribimos las mejores frases del zorro y la rosa, del principito en sus diferentes aventuras dentro del libro.

Las frases del principito y la rosa son de las mejores que tiene el libro, la profundidad con las que puedes analizar sus palabras pueden llegar a lo profundo del alma, sin más texto por nuestra parte, te dejamos las frases bonitas de principito.

Frases del principito

Lo esencial es invisible a los ojos —repitió el principito para acordarse.

Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.

Viví mucho con personas mayores y las he conocido muy de cerca; pero esto no ha mejorado demasiado mi opinión sobre ellas.

Es muy triste olvidar a un amigo. No todos han tenido un amigo.

El zorro y el principito bonitas frases

Es una cuestión de disciplina, me decía más tarde el principito. Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta. Hay que dedicarse regularmente a arrancar los baobabs, cuando se les distingue de los rosales, a los cuales se parecen mucho cuando son pequeñitos. Es un trabajo muy fastidioso pero muy fácil.

Conozco un planeta donde vive un señor muy colorado, que nunca ha olido una flor, ni ha mirado una estrella y que jamás ha querido a nadie. En toda su vida no ha hecho más que sumas. Y todo el día se lo pasa repitiendo como tú: “¡Yo soy un hombre serio, yo soy un hombre serio!”… Al parecer esto le llena de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!

Las personas mayores nunca pueden comprender algo por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.

Sólo hay que pedir a cada uno, lo que cada uno puede dar —continuó el rey. La autoridad se apoya antes que nada en la razón. Si ordenas a tu pueblo que se tire al mar, el pueblo hará la revolución. Yo tengo derecho a exigir obediencia, porque mis órdenes son razonables.

Yo puedo juzgarme a mí mismo en cualquier parte y no tengo necesidad de vivir aquí.

Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.

frases bonitas del principito

¡Bueno! Te admiro —dijo el principito encogiéndose de hombros—, pero ¿para qué te sirve?

Bebo para olvidar que soy un borracho.

Yo —dijo aún— tengo una flor a la que riego todos los días; poseo tres volcanes a los que deshollino todas las semanas, pues también me ocupo del que está extinguido; nunca se sabe lo que puede ocurrir. Es útil, pues, para mis volcanes y para mi flor que yo las posea. Pero tú, tú no eres nada útil para las estrellas…

Te miraré de reojo y tu no dirás nada. La palabra es fuente de malentendidos.

Únicamente los niños saben lo que buscan. Pierden el tiempo con una muñeca de trapo que viene a ser lo más importante para ellos y si se la quitan, lloran.

¡Qué planeta más raro! —pensó entonces el principito—, es seco, puntiagudo y salado. Y los hombres carecen de imaginación; no hacen más que repetir lo que se les dice… En mi tierra tenía una flor: hablaba siempre la primera.

Mi dibujo no representaba un sombrero. Representaba una serpiente boa que digiere un elefante. Dibujé entonces el interior de la serpiente boa a fin de que las personas mayores pudieran comprender. Siempre estas personas tienen necesidad de explicaciones.

Agregar comentario